Cesta  

(vacío)

Ofertas

Kit Profesional HM Digital
Kit Profesional HM Digital
134,66 € 179,55 €

Encuestas

¿Qué bancos de semillas te gustan más?

  • Nacionales
  • Internacionales

Tratamiento Olores

Tratamiento Olores
Uno de los mayores problemas de los cultivadores de interior es el olor desprendido por nuestras plantas. Para evitar estos olores disponemos de filtros de carbón activo, ozonizadores y neutralizadores de olores.

Los filtros de carbón contienen carbono activado, que es extremadamente poroso. Por estos poros circula el aire y a medida que pasa lo va filtrando, atrapando las moléculas de los contaminantes. Los filtros se pueden acoplar directamente a los extractores en el espacio de cultivo.
Los filtros de carbón se recomiendan colocarlos lo más alto posible para aumentar su efectividad y mantener los prefiltros limpios (hay que limpiarlos lavándolos cada 3 ó 4 meses). Los filtros de carbón se vuelven inactivos con niveles altos de humedad (esto es porque la humedad crea una película en el interior de las cavidades porosas del carbón y evita que las moléculas orgánicas entren en contacto con el mismo), controla la humedad y mantenla por debajo del 82 %. Los filtros de carbón se vuelven inactivos con niveles altos de humedad debido a que la humedad crea una película en el interior de las cavidades porosas del carbón y evita que las moléculas orgánicas entren en contacto con el mismo.

El ozono es una molécula gaseosa (O3) inestable que se transforma rápidamente en O2, liberando un átomo de oxígeno que es altamente reactivo. Cuando este átomo entra en contacto con un componente orgánico volátil (olores), el átomo de oxígeno reacciona con ese compuesto, oxidándolo y transformándolo en una sustancia sin olor (generalmente H2O o CO2).
Al darse esta reacción de forma constante, la cantidad de ozono presente en el ambiente se reduce constantemente hasta que cada molécula de ozono vuelve a la forma biatómica del oxígeno, lo que lo convierte en seguro para el medio ambiente.
El nivel de ozono se estabilizará en un nivel determinado que está en función del tamaño de la habitación, renovaciones de aire, temperatura, bacterias/olores y reactividad de las superficies. La vida de las moléculas de ozono no supera los 20 ó 30 minutos.

Y por último los neutralizadores de olores que neutralizan y disipan los olores durante horas.

Diseño web 4webs.es